EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

12 de diciembre de 2011

SEÑAL DE LA CRUZ

                                                                    
                                                                
 (signo de la redención)
Por la señal de la Santa Cruz,
de nuestros enemigos,
líbranos Señor Dios nuestro.
En el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

11 de diciembre de 2011

Sois escoria

Chotas, macarras de aldea,
analfabetos juntaletras,
revolucionarios de salón, molones de fiesta,
maricones de gimnasio,
fracasados anónimos del internet,
intrigadores de mierda,
frikis retrasados,
tarados sin cabeza.
Vuestra ponzoña me alimenta.

Letrosos,
cienzudos,
envidiosos,
corruptos endógamos,
hijos de perra.
Vuestra diarrea verbal enaltece mi guerra.

Falsos amigos,
mentirosos enfermos,
guays del movimiento,
perros del sistema,
chaperos del señor del cortijo.
Vuestra mediocridad es mi diversión y regocijo.

Sueño con mi día: cuando caminaré sobre vuestras cabezas, y entre vuestras cabezas y mis pies habrá un abismo.

7 de diciembre de 2011

Y tampoco somos iguales (por mucha discriminación "positiva" que haya)

Supongo que ya lo sabrás.
Ni somos iguales, ni tenemos todos los mismos derechos, privilegios, situación económica o social, etc.

La igualdad no existe. Es un concepto que hemos inventado para simplificar la realidad y así poder manipularla mejor.
Pero no deja de ser una aproximación a la todo compleja realidad.
No es biológicamente igual (tampoco mejor ni peor, pero sí ligeramente distinto) un blanco y un negro, un hombre y una mujer, un niño y un anciano, etc.
Hasta aquí sólo la progresía fundamentalista puede negar semejante evidencia.
Porque no somos iguales, pero tenemos que tener los mismos derechos.(Aunque eso en realidad es sólo "literatura legislativa").

¿Y por qué esa obsesión con forzar "la igualdad" a toda costa?
¿De qué igualdad estamos hablando exactamente?
¿Y cómo querer conseguirla discriminado positivamente?¿positivamente?
Será positivo para el sujeto beneficiado por la discriminación, pero para el sujeto no beneficiado por la discriminación, será discriminación negativa.

La evidencia científica tira por los suelos toda la mitología progre:
-Por mucho que quieran que los niños y niñas jueguen a las mismas cosas, está demostrado que una educación diferenciada es más eficaz (las niñas maduran antes y de forma distinta).
-Por mucho que quieran imponer a las mujeres una masculinización de su comportamiento, su biología les hace menos competitivas (aunque haya que meterlas con calzador en puestos de dirección o en las listas electorales) y más "maternales".
-Por mucho que nos digan que todas las razas son iguales esto no es así. Hay diferencias biológicas que hacen que unas sobresalgan en unas capacidades (respecto a las demás) o estén por debajo de la media en otras.
Al igual que nos comportamos de manera distinta si estamos ante un hombre o una mujer (cazadores y recolectoras) también lo hacemos antes personas de distinta raza.¡Sentimos mayor empatía por nuestra raza!(Es neurociencia, no un discurso "racista").

No somos iguales (ni debemos serlo). Me lo dice la Ciencia.
Aunque debo amar al prójimo sin importarme las diferencias. Me lo dice mi Religión (mi fe católica).

6 de diciembre de 2011

Yo no soy libre y tú tampoco


Como mucho podrás sentirte libre. Pero libre, lo que se dice libre, ni tú ni nadie.
Sólo un inconsciente o un tarado hace en cada momento lo que le place, sin importarle las reacciones de los demás.
Pero ni siquiera los inconscientes o tarados pueden hacer lo que quieran. Sus acciones provocan reacciones que coartan su libertad.
Existen leyes que coartan nuestra libertad, por el bien común (se supone):"Tú libertad acaba donde empieza la mía".
Por no hablar, de que por el hecho de ser seres materiales (con alma o no, según se sea ateo o creyente) estamos sujetos a leyes físicas y químicas que restringen nuestra libertad.("La vida es Física y Química" decía Severo Ochoa).
En efecto estamos limitados por leyes de la naturaleza ajenas a nosotros que condicionan nuestra vida.
Eso sí, podemos sentirnos libres, muy libres. Pero es ilusión.
Cada vez que hacemos algo, este algo tendrá consecuencias que nos afectará positiva o negativamente.
La gente puede opinar (eso que pedantemente se llama "libertad de expresión"). Pero esa libertad se pone seriamente en cuestión cuando tocamos temas que son tabú para una sociedad concreta en un momento histórico concreto.
Así, Galileo pudo opinar libremente sobre su modelo heliocéntrico, eso sí, se tuvo que atener a las consecuencias. Lo mismo que Quevedo y tantos ejemplos.
Superados estos tabúes, hoy nos provocaría hilaridad que se arrestase a alguien por proponer cualquier teoría científica.
Sin embargo, sigue habiendo gente presa por decir lo que piensa.
Ejemplo de tabú de una sociedad concreta (Alemania por ejemplo) en un momento histórico concreto (el contemporáneo) es el del tema del holocausto, cuya negación está castigado con cárcel.
Por no hablar de los castigos de hecho (y no de derecho) al opinar sobre temas espinosos (nuevos tabúes en nuestras sociedades contemporáneas) como el Islam, la inmigración masiva, donde dar abiertamente tu opinión puede suponer jugarte la vida o la marginación social, a manos de los integristas islámicos o de los integristas democráticos, que también los hay, aunque estén mejor vistos que los primeros.
¿libre?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -