EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

23 de octubre de 2016

Cientos de refugiados cristianos en centros de acogida alemanes han sufrido agresiones y abusos sexuales de musulmanes

Las últimas cifras son “la punta del iceberg” de un problema que no hace más que crecer ante la indiferencia de los medios internacionales.
Según la entidad cristiana Open Doors, un total de 743 cristianos y una decena de yazidis fueron víctimas de ataques por motivos religiosos en campos de refugiados alemanes, entre febrero y septiembre de 2016. Algunas  de las víctimas tenían edades comprendidas entre los cinco y doce años.
Señalan que estas agresiones están aumentando de un modo alarmante en toda Alemania y no dudan en calificar de “insoportable” las condiciones de vida de los refugiados cristianos.
El informe de Open Doors remitido a las autoridades alemanas revela que el 91 por ciento de los cristianos y yazidis encuestados acusan a los inmigrantes musulmanes de llevar a cabo los ataques violentos. La mayoría de estos ataques no son denunciados a la policía por miedo a las represalias.
Pero no solamente se producen agresiones físicas a diario. Los cristianos denuncian un aumento del número de agresiones sexuales, intimidaciones y amenazas.
Más de un millón de inmigrantes han llegado a Alemania desde el año pasado al reclamo de la política de “puertas abiertas” impulsada por la canciller Angela Merkel.
En el informe se especifica que la minoría cristiana es víctima de la violencia de los refugiados musulmanes porque estos no aceptan la convivencia con personas de distinta obediencia religiosa. Añade que las personas que están expuestas a un mayor peligro son aquellas que se han convertido del islam al Cristianismo. Según el Corán, la conversión del islam a otra religión constituye un “crimen” que debe ser castigado con la pena de muerte. Uno de estos conversos, que vivía en una de las casas para refugiados tuteladas por el gobierno alemán, explica su caso: “Los musulmanes que vivían en la casa descubrieron que era cristiano al verme leyendo la Biblia. Me amenazaron de muerte porque querían que me convirtiera de nuevo al Islam. El intérprete dijo que no podía protegerme. Como temía por mi vida, informé a una trabajadora social, que redactó un informe. Las amenazas de muerte aumentaron. El intérprete trivializó las amenazas e inclñuso las ocultó al departamento de bienestar social. Finalmente logré que me trasladaran a otro piso”.
De los 743 ataques sufridos por cristianos, el 83 por ciento fueron agresiones y el 6 por ciento agresiones sexuales.
Los índices de violencia en los centros de refugiados son tan grandes que las autoridades han tenido que incrementar el número de vigilantes no musulmanes.
El informe de Open Doors se muestra muy críticas con las autoridades germanas, a las que insta a no llevar a cabo más “experimentos de integración” en los centros de asilo y acogida a costa de la vida de los miembros de las minorías religiosas.
Además de la citada entidad, otras organizaciones trabajan ya para impedir nuevos ataques a cristianos y alertar sobre las amenazas que sufren a diario. Se trata de la Sociedad Internacional para los Derechos Humanos (IGFM), Ayuda a la Iglesia Necesitada y el Consejo Central de los cristianos orientales en Alemania (ZOCD).
Por último, el estudio de Open Doors revela que más del 80 por ciento de los refugiados cristianos en Alemania dijeron sentirse abandonados frente a los ataques, abusos y acosos que sufren en los centros de acogida.

Fuente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -