EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

2 de diciembre de 2016

Reflexiones acerca de los últimos días de la Iglesia católica

No me queda ninguna duda de que estamos en el "final de los tiempos" (final de la Iglesia). El Papa Francisco será el último Papa, como mucho el penúltimo si le sucede alguien provisionalmente mientras huye del Vaticano. (El sucesor duraría pocos días o semanas).
Está escrito y profetizado por varios profetas. Yo también lo he visto. El Vaticano caerá antes del año 2020.
Aparentemente parece un delirio. Realmente no parece que pueda haber una tercera guerra mundial inminente o una invasión musulmana tan pronto. Pero tengo la impresión de que estamos viviendo una falsa calma. Y muy pronto se desatará la tormenta.

Sobre nuestro actual Papa, como digo no me cabe duda de que sea el último. Pero, ¿Qué clase de Papa es? ¿Es el falso profeta o incluso el anticristo como dicen algunas teorías que parecen extravagantes?
Un falso profeta que prepare a la humanidad para el nuevo "pensamiento único" del nuevo orden mundial. El Papa Francisco sería el falso profeta del anticristo, que podría ser, según las extravagantes teorías de algunos, el aún presidente Obama.
O peor aún, el anticristo. El que va a liquidar la Iglesia desde dentro. Una especie de lobo feroz disfrazado de cordero, que engaña a las masas con gestos aparentemente misericordes, generosos y llenos de caridad, pero que traerán como consecuencia la liquidación de la Iglesia. Ejemplo claro: acoger a "refugiados" musulmanes. Gesto aparentemente caritativo y generoso. Pero, ¿y si todos los "refugiados" se terminaran revelando y fuesen un caballo de Troya esperando su "momento"?
¿Podríamos pensar en ingenuidad o es una retorcida maniobra propia de una mente retorcida, maquiavélica...demoniaca, del mismísimo anticristo?

Volvemos a los orígenes, antes de desaparecer del todo.


Sea lo que sea, parece que en el final de los tiempos, la Iglesia vuelve tímidamente a sus orígenes. O al menos nos recuerda a aquella Iglesia de los primeros discípulos y primeros mártires.
Desde las primeras persecuciones de aquel cristianismo primitivo en Roma, nunca ha habido tantos mártires por la fe. Tantos desplazados, asesinados por ser cristianos.
La incorporación mayor de la mujer en la Iglesia, el diaconado, también nos recuerda aquella primitiva Iglesia donde las mujeres tenían un papel primordial, incluso superior al papel de los hombres.
Los cristianos viven inmersos en una sociedad apóstata, descreída, agnóstica, atea y hasta islámica. Una minoría de nuevo, como al principio. Aunque en los estudios sociológicos salgan altos porcentajes de cristianos en algunos países como el nuestro, ¿Cuántos realmente lo son? Salvo identificarse culturalmente con el cristianismo, ¿Cuántos van a misa con regularidad?¿Cuántos tienen una cultura o conocimientos mínimos sobre la fe que dicen tener?
¿Y si el actual Papa es como uno de esos primero cristianos, excéntrico, ingenuo, con la cara puesta para que se la crucen?
Te encuentras casi sin gente en las Iglesias. Y entre ellos algunos/as ejerciendo un apostolado fervoroso. Como al principio. Excéntricos, bichos raros en una sociedad apóstata, como los primeros cristianos debieron verse en Roma. Aquella Roma que al final de sus días se había vuelto soberbia, vanidosa, se había creído superior a los dioses, había alcanzado el máximo grado de comodidad y desarrollo. Las barrigas hinchadas, el cerebro adormecido. Como hoy. El hambre agudiza el ingenio. Pero el estómago lleno, no necesita ingenio. No lucha ni por lo que tiene. Está saciado. Y el cerebro idiotizado, dormido. Y en semejante rebaño obeso, torpe, minusválido, cualquier lobo puede hacer estragos. Y una manada de lobos ni se pueden imaginar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -