EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

4 de junio de 2017

Benedicto XVI

Me cuenta un amigo que unos días antes de que dimitiera Benedicto XVI tenía un libro en la mano y estaba rodeado de más gente. Y de repente dijo en voz alta algo que le había venido de repente, a modo de revelación privada, como las que mucha más gente hemos tenido.
- Algo le pasa a Benedicto. Algo le han hecho. Ya no habla igual.

El Papa emérito, como se le llama oficialmente, dimite en un gesto prácticamente único en la Historia de la Iglesia.
"Estar cansado", suena a excusa rara. Y de hecho sigue vivo, mientras el otro ahí sigue, esperando al  final.

¿Podían haberle forzado a dimitir?
Según el mismo Derecho Canónico, si hubiera sido así, su renuncia no tiene validez legal ni Francisco I puede considerarse Papa.
A ojos de Dios, Benedicto XVI sería el verdadero Papa.

Hasta hace poco, cuando un rey, presidente o Papa no era del agrado de cierto grupo de poder se le ejecutaba (o se intentaba).
Hace poco expusimos en este blog la teoría sobre el asesinato de Kennedy. Una ejecución más o menos bien hecha y problema resuelto. A rey muerto, rey puesto.
Y en la Historia de la Iglesia se sospecha de varios casos de envenenamiento.

Yo mismo creía que a Trump le iban a matar, pero en vista de que sigue vivo y que ha variado su política en asuntos clave para el "Estado profundo", podemos suponer que es posible que haya aceptado ceder en estos puntos tan importantes para la élite que de verdad manda, a cambio de no ser ejecutado. Puede ser.

Benedicto XVI



Benedicto XVI tenía una posición más realista y valiente frente al Islam que el tibio Francisco.
Las élites ya sabían qué pasaba en Oriente medio, Siria y en el norte de África (zonas de mayoría musulmana). Y sabían lo que pasaba, fundamentalmente, porque ellos fueron los que prepararon las guerras, derrocaron presidentes, inventaron revoluciones y primaveras de colores (¡qué bonito suena y todo! No hay dinero para pagar a los mercenarios estrategas y genios de la publicidad y del marketing del "Estado Real"). Y sabían que todo esto acentuaría la "inmigración" (INVASIÓN) de Europa. Invasión que sigue en marcha, con los daños colaterales de que entren elementos desestabilizadores.
Es la gran oportunidad que muchos esperaban, desde el plan Kalergi, elaborado en 1929. Bajo un falso humanitarismo organizaciones financiadas por elementos conocidos, como George Soros, impulsan más que nunca la invasión. Nunca lo tuvieron tan fácil.

¿Y que mejor que tener en el Vaticano a un pánfilo que promueve como normal esta invasión de musulmanes, dando "ejemplo", llevándose a familias a Roma, etc? ¿Hubiera hecho lo mismo Benedicto XVI? Yo creo que no.



Paquito, el "populista" 





Y cuando empezó la gran invasión de cientos de miles de "refugiados" todas las organizaciones pseudohumanitarias, medios de comunicación, todos los partidos políticos, todos los gobiernos dijeron al unísono un gran sí. "Refugees welcome". Sólo faltaba un Papa que no cantara también al unísono semejante himno suicida.

La secta profetizada que se infiltraría en lo más alto de la jerarquía eclesiástica pudo ejercer su presión. Masones o  simplemente corruptos a sueldo que intrigaron, conjuraron y amenazaron a Benedicto XVI para poner a un pánfilo, un "mindundi" sumiso a estos grupos de poder tan interesados en liquidar Europa.

Lo que pasa es que los planes no siempre salen bien.
El disparate fue tan enorme que los británicos optaron por salir de la Unión Europea, por poco margen sí, pero curiosamente cada vez hay más que votaron no a salir de la Unión Europea que ahora votarían sí.

En EEUU con todo el stablishment organizado no pudieron con un Trump que simple y llanamente veía la invasión de Europa como lo que es: una invasión.
A pesar de las mentiras, al votante americano de Trump (calificado como blanco e ignorante hasta la saciedad) le importaba una mierda si Trump le metía los dedos en el coño (se me perdone) a una modelo o a su madre. El votante americano no quería que EEUU degenerara en lo que es hoy Europa. Un continente formado por países sumisos, cobardes, vasallos, sin ningún tipo de orgullo y autoestima, que promueve y financia su propia destrucción, incluso de manera eufórica, que ha permitido y sigue permitiendo la entrada ilegal (lo llaman "rescates") de miles de personas al día. Cientos de miles de personas al año. (Y cada vez más. Ya podemos hablar de millones al año y muy pronto reventará todo). Muchos "iletrados blancos" y otros que ni eran iletrados, ni blancos, votaron en masa a Trump.

Los planes no siempre salen bien al cien por cien, pero haberse quitado de encima a Benedicto XVI pudo haber sido una gran jugada que les facilitó la tarea a los que de verdad mandan ¿no creen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -