EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

26 de julio de 2017

Oda a un edificio que ya no existe

Cuando pasaba cerca, en coche o en autobús, allí estaba. No podía evitar mirarlo y admirarlo.
Nunca pude fotografiarlo con mi móvil. Demasiado lejos para las cámaras de un teléfono móvil. Con la dificultad añadida de hacerlas en movimiento, sin buena perspectiva ni ángulo, a través de un cristal...

Y allí estaba y estuvo durante años.

Ya no está.

El edificio, a modo de resumen, era una puta mierda. Creo que casi cualquiera lo diría.
Pero no era una puta mierda cualquiera. Aquel pedazo de bloque derruido en medio de un paraje postindustrial era una preciosa metáfora de lo que han convertido Asturias.
Un fósil medio vivo de la era industrial y minera.

Aquel edificio abandonado con partes desgajadas, como por un bombardeo, destacaba imponente en medio de la nada. En medio de fábricas y minas cerradas, pueblos despoblándose y parajes de chatarra.
Un edificio que no era gris, era negro. Negro de la suciedad de años absorbiendo la contaminación de las industrias que un día fueron. Un feo bloque de ladrillo, hormigón y cemento con la contaminación acumulada durante décadas como única pintura uniforme de un edificio que debió ser de viviendas y después fue arte en su decadencia y decrepitud.

Aquel edifico era la decadencia en sí misma. Preciosa abominación y podredumbre. Una obra de arte pulida por el tiempo y sin querer, como las obras de arte que nos ofrece la naturaleza. No muy lejos se levantan imponentes montañas, inmensas obras mastodónticas que ha ido creando la naturaleza.

Este edificio era una obra de arte en sí misma. Sin firma de autores millonarios. Sólo el arquitecto que lo diseñó, la contaminación que absorbió, la "globalización" que inventó la desindustrialización y deslocalización en Occidente y los elementos atmosféricos. Porque era el edifico (lo que quedaba de él) y su entorno. Era el cuadro y el marco.Y su derrumbe (por motivos prácticos, supongo, como riesgo de derrumbe) una tragedia para el arte. 

Mientras se destina dinero a derrumbar el arte postindustrial y a crear museos, como el Museo de la Minería y de la Industria de Asturias, habiendo tantas minas, tantas industrias y tantos edificios que ya son ellos mismo un gran museo. Y en ocasiones, una gran obra de arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -