EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

27 de septiembre de 2018

Policía Nacional sufre un brote de sarna contagiado por los inmigrantes procedentes de pateras

Un agente de la Policía Nacional en Almería sufre un brote de sarna contagiado por los inmigrantes procedentes de pateras


Un agente de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Almería sufre un brote de sarna contagiado por los inmigrantes procedentes de pateras en los módulos del Muelle de Poniente. El agente pertenece a la Brigada de Seguridad Ciudadana y entre sus funciones está la protección del centro de custodia temporal del Puerto de Almería y el traslado de inmigrantes irregulares (estas labores han exigido en los últimos meses buena parte del esfuerzo de la Brigada).
El policía nacional padece erupciones y heridas en la piel de todo el cuerpo y permanece bajo tratamiento médico tras pasar por la consulta de la Clínica Mediterráneo la pasada semana. Los facultativos le diagnosticaron un cuadro de “escabiosis”, nombre técnico de la sarna, enfermedad especialmente contagiosa.
El caso confirma la existencia de problemas sanitarios en los módulos de custodia de inmigrantes, denunciados por sindicatos de la Policía Nacional, el Defensor del Pueblo y numerosas organizaciones del Tercer Sector. Personas con sarna y sospechosas de sufrir tuberculosis (al menos dos alertas) compartían espacio en los módulos sin aislamiento.
ONGs llamaron la atención sobre la necesidad de proteger la salud de los migrantes que llegan, con frecuencia, en situaciones personales y sanitarias muy precarias. Además, los sindicatos de la Policía Nacional mostraron de forma unánime su preocupación por las condiciones de trabajo de los agentes destinados en el Puerto de Almería y solicitaron al Ministerio del Interior medidas profilácticas frente a la custodia de personas potencialmente enfermas. No se trata de criminalizar a los inmigrantes sino de atender a los afectados y garantizar la salud pública.
No es el primer caso de contagio de sarna entre agentes en Andalucía. El pasado mes de julio una policía empleada en el CETI (centro temporal de inmigrantes) de Motril (Granada) fue diagnosticado de escabiosis, según denunció el Sindicato Unificado de Policía Nacional (SUP). La afectada transmitió la enfermedad a dos familiares directos y encendió la alarma entre los compañeros destinados a servicios en el Puerto de Motril.
Jefatura Superior

El jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, Jesús Redondo Sanz, señaló hace una semana en un acto en Almería que “desde los servicios de prevención de riesgos laborales se está difundiendo permanentemente” medidas destinadas a los agentes para evitar posibles contagios de enfermedades infecciosas.
En declaraciones recogidas por la Agencia Europa Press, Redondo insistió en que el tratamiento que se ofrece a los inmigrantes rescatados una vez que desembarcan en los centros de atención temporal a extranjeros está “protocolizado”, de forma que lo primero que se realiza es una “revisión médica por parte de los miembros de Cruz Roja, que también están haciendo un esfuerzo extraordinario”.
“Ante cualquier alerta o sospecha de enfermedades existe un protocolo de aislamiento”, añadió. “No debe haber un problema superior que en la población en general”, dijo el jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Oriental. “El inmigrante no es una persona que venga lleno de pústulas y con mil enfermedades”.
(La Voz de Almería)
 
Fuente: AD

Si se me permite la broma o chascarrillo: 

SARNA CON GUSTO NO PICA

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -